23 de marzo de 2013

Robotics;Notes: cumpliendo un sueño

Año 2019. Divergencia nº. 1.048596. En la pequeña isla de Tanegashima, Japón, un club de instituto, encabezado por Akiho Senomiya, planea construir un robot gigante basado en el popular anime Gunvarrel. Pero el club sólo está formado por Akiho y su mejor amigo Kaito Yashio; tendrán que conseguir hacer que otros compañeros se les unan para cumplir su deseo. Sus objetivos más inmediatos son Subaru Hidaka, un compañero de un curso inferior especialmente dotado para la robótica, y la misteriosa Frau Koujiro, que acaba de llegar a Tanegashima para resolver el misterio de la muerte de su madre y que creó el juego Kill Ballad basado en el anime de Gunvarrel.
Su sueño avanza lentamente pero, un día, Kaito descubre por casualidad unos misteriosos informes a través de una aplicación de realidad aumentada, unos informes que hablan de una conspiración que, de ser verdad, acabaría prácticamente con la totalidad de la población humana.
I want you to join the robot army

Cuando Rintarou Okabe llegó a la línea temporal Steins;Gate, con la divergencia número 1.048596 creía haber salvado el mundo de una distopía que incluía (dependiendo de la línea temporal) la tercera guerra mundial y el control absoluto de la humanidad a través de las máquinas del tiempo. Pero Okabe en realidad generó otra distopía que comenzó en el mismo año 2010 (o incluso un poco antes) y que debe mucho a las investigaciones de Nozomi en Shibuya con el Proyecto Noah (Chaos;Head).
Puede que penséis que esta última parrafada no tiene mucho que ver pero, para mí, Robotics;Notes es, de la trilogía de aventuras científicas creadas por 5pb y Nitro+, la que más debe a las otras dos. De hecho, buena parte de su argumento se basa en lo que ocurrió en Steins;Gate y en Chaos;Head. En principio es un bonito slice of life sobre un club de instituto que construye un robot (mezclando, así, de forma inusual, el slice of life con los mechas), pero luego entran en juego las teorías conspiranoicas y nada es lo que parece. Y, sin duda, lo mejor de la serie es el acierto a la hora de mezclar distintos temas, distintos argumentos.
Duhuhu-

Eso sí, tengo que ser realista: esta serie no es para todo el mundo. Si eres fan de los mechas y lo que buscas son peleas de robots megachachis, esta serie no es para ti. Si eres muy muy fan de Steins;Gate y esperas otra serie por el estilo, esta serie tampoco es para ti.
En cambio, si te gustan las aventuras científicas "del punto y coma" de 5pb y Nitro+ (las otras dos, te gusta el ambiente que tienen, su forma de desarrollar los acontecimientos, y no SÓLO Steins;Gate), te gustará esta serie. Mucho. Porque es lo que me ha pasado a mí.
Estoy hablando de una serie que me ha mantenido en vilo durante 6 meses, que no es poco. Me encantan los personajes (algunos más, otros menos), ha habido muchos momentos de humor y otros momentos en los que se me han escapado unas lagrimillas. Y, sobre todo, ha sabido crearme las ganas de seguir viéndola, de esperar a cada viernes con muchas ganas. Hoy es viernes, es día de Robotics;Notes (o "Robono"). Y ahora se ha acabado. No puedo evitar sentir un pesar en mi corazón.

Eso sí, reconozco que tiene fallos, la mayoría de ellos culpa de la adaptación (nunca fue muy buena idea embutir una visual novel de más de 50 horas en 22 episodios)- algunas cosas se quedan sin explicar, hay algún que otro deus ex machina y otras cosas no tienen la emoción que deberían. Pero a mí, y lo digo en serio, me ha encantado. Tanto, que le he puesto un 9 porque no puedo ponerle menos.
Y sí, sé que la mayoría de los que leáis esto no estaréis de acuerdo conmigo. Pero ya se sabe que nunca llueve a gusto de todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada