15 de noviembre de 2012

Silver Spoon 3: carne de cerdo

Yugo Hachiken continúa su trabajo de verano en casa de los Mikage y aprendiendo cosas. Sin duda es una experiencia muy importante para él. Pero recibirá la visita de su hermano, que resulta que ha dejado la universidad para dedicarse a lo que le gusta: cocinar ramen (aunque no se le dé precisamente bien) y esto hace que Hachiken se plantee si debe hacer lo que su familia espera de él o lo que él realmente quiere (recordemos que nuestro protagonista comenzó a estudiar en la escuela de capacitación agraria sin tener un sueño por el que luchar).

Pero el verano y las vacaciones acaban y toca volver a la escuela, encontraremos a muchos personajes totalmente cambiados tras las vacaciones (momento comiquísimo con Tamako) y Hachiken tendrá que enfrentarse a una nueva e hiriente realidad: el cerdo Chuletón al que le tenía tanto cariño ya ha crecido y su destino es ser sacrificado en el matadero para servir de alimento. Tras darle muchas vueltas (¿está bien matar a su amigo porcino aunque sea para alimentarse?), Hachiken toma una noble decisión: la de comprar toda la carne del cerdo una vez muerto con el dinero que ha ganado trabajando para los Mikage. ¿Será capaz de comerse a Chuletón? Lo veremos en el próximo tomo.
Hiromu Arakawa vuelve a sorprendernos con una historia refrescante sobre un tema que conoce muy bien ya que se crió en Hokkaido. El humor y las risas se mezclan con momentos más serios y emocionantes como el momento en que decide comprar el cerdo y eso hace de Silver Spoon un manga único. Otro de esos shonen que podríamos llamar "atípicos", este manga nos cuenta la historia de un chico que no tiene rumbo en la vida. No sé vosotros, pero yo no puedo esperar a leer el cuarto.

2 comentarios:

  1. A ver si puedo intentar pillar los tomos de esta serie mañana... porque rabio por ellos xD

    ResponderEliminar