11 de septiembre de 2013

Nobuyo Oyama, el gato del futuro y el oso desesperado

Tomémonos hoy un momento para admirar la obra de esta gran mujer a la que posiblemente no conoceréis.
En el mundo del doblaje japonés, en el que estamos acostumbrados a ver cómo un mismo actor o actriz dobla a infinidad de personajes distintos (de hecho, cuando hemos visto suficientes animes aprendemos a distinguir las voces características de unos cuantos de ellos), Nobuyo Oyama se ha hecho famosa por hacer dos papeles. Ni más, ni menos. Dos papeles. Claro que la importancia de estos dos papeles es, sin lugar a dudas, grande. El primero de ellos es el gato del futuro, Doraemon, obviamente en su versión japonesa. Esta mujer dio voz al gato azul amante de los dorayakis durante 25 años hasta que, en 2005, se renovó el doblaje de la serie.

No fue hasta 2010 cuando encontró una nueva oportunidad de mostrar su talento dando voz y carácter al antagonista (¿o protagonista?) de Danganronpa, otro animal muy peculiar, el oso monocromático Monokuma. Repitió en 2012 con la secuela del primer juego y su último papel ha sido el de Monokuma en la adaptación animada de esta peculiar visual novel desarrollada por Spike Chunsoft.
Actualmente, Nobuyo Oyama tiene 76 años. Podría ser mi abuela. De hecho, tiene casi la edad de mi abuelo. Y sigue trabajando, haciendo el papel de un personaje tan complicado como es Monokuma, que es a la vez mono y cabrón.
Una señora que podría ser la abuela de muchos se ha hecho un hueco en un mundo que está, en la mayoría de casos, reservado a los jóvenes.

No sé vosotros, pero yo por esta mujer siento una gran admiración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada