1 de abril de 2013

Nisemonogatari: historia de un impostor.

Preparaos, porque hoy os traigo una reseña 2x1, y ya veréis a qué me refiero.
Seguramente ya conoceréis Bakemonogatari, por lo que esta serie no necesita demasiada presentación. Es la continuación de la historia protagonizada por Koyomi Araragi que ya nos había traído Shaft, adaptando la famosa serie de novelas de NisiOisin. En esta ocasión se supone que ya conocemos a todos los personajes y por eso la historia se centra más en algunos de ellos que hasta el momento habían pasado desapercibidos: concretamente, en Karen y Tsukihi Araragi, las hermanas menores de Koyomi, que no son tan normales como parecen. Un extraño y misterioso hombre entabla relación con Karen Araragi y ella termina contrayendo una enfermedad poco común. En la mano de Koyomi y Senjougahara está descubrir quién es realmente el extraño.

Aviso que el ritmo y la narración de la serie pueden resultar bastante raros al principio, pero si os habéis visto Bakemonogatari, o bien otros trabajos de Shaft (como Sayonara Zetsubou Sensei) no debería haber problemas al respecto.
A mí me ha gustado más que Bakemonogatari, quizás porque ya conozco a los personajes y, como dije al principio, sobran las presentaciones.
Y ahora...

Bonus: Nekomonogatari (Kuro)

Nekomonogatari es un especial unido, aunque suele separarse en cuatro capítulos independientes, y cuenta la historia de Tsubasa Hanekawa, su posesión por un gato y su relación con Koyomi Araragi.
Hanekawa es uno de mis personajes favoritos de la serie Monogatari, por lo que ya os podréis imaginar que tengo muy pocas (por no decir ninguna) quejas de Nekomonogatari. Quizás por su brevedad ni le sobra ni le falta nada y eso hace que la aprecie aún más. 
Tengo que decir que el final es muy absurder, pero si estás acostumbrado a esta serie no te chocará demasiado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada