30 de abril de 2013

Sasami-san at Ganbaranai

Sasami es una hikikkomori y vive prácticamente gracias al servicio que le presta su hermano mayor (al que, por cierto, nunca se le ve la cara porque se la tapa con un maletín, un cubo, una bolsa de papel, etc.). Pero, además, la familia de Sasami es más rara (aún) de lo que parece por otras cosas: resulta que un miembro de su familia alberga el poder del dios supremo Amaterasu, que en este momento es su hermano... ¿o no? A Sasami empiezan a pasarle cosas extrañas que le hacen sospechar que en realidad el poder del dios supremo está dentro de ella.
A esta tía le salen armas de las tetas. De todo el cuerpo, en realidad.


Poco más puedo decir de esta serie, salvo que es surrealista a más no poder (como viene siendo costumbre en Shaft) y que no tiene un argumento propiamente dicho. 
Os gustará si os gustan las paridas/idas de olla Shaftianas en general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada