10 de noviembre de 2011

Ao no Exorcist- capítulo 30

Antes que nada, quiero dejar claro que compro el manga publicado por Norma. Si lo sigo leyendo por scans es porque lo conocí de este modo y no quiero abandonarlo (esto lo digo para que no penséis que yo soy de las que no contribuyen al mercado manga en nuestro país).
Dicho esto, paso a comentar un capítulo que me ha encantado. Por fin empieza a vislumbrarse algo de acción a la vez que crece el poder de los personajes principales (pero como no quiero spoilear a nadie, no daré más detalles).
A parte de esto, a Rin se lo nota mucho más maduro, más centrado. Y qué queréis que os diga, pero me encanta que los personajes no sólo aumenten su poder físico, sino que también evolucionen psicológicamente. Muy lejos está el Rin de este capítulo de ese que aparecía al inicio del manga, gamberro, conflictivo, en definitiva, un chico bastante difícil de tratar y, sobre todo, bastante infantil. Si antes era Yukio el "mayor"- hablando desde el punto de vista mental-, en estos momentos podríamos decir que ambos personajes están equiparados en ese sentido; que, como suele decirse, las situaciones difíciles le endurecen a uno el espíritu.

En fin, a mí me ha parecido un capítulo central de esta saga del Rey Impuro, que te deja con ganas de más porque puede llevar a muchas cosas muy distintas: lo lees y en seguida te creas cientos de suposiciones, de posibilidades sobre lo que puede pasar a continuación. Pero para saber lo que Kazue Kato nos tiene preparado en la siguiente entrega, tendremos que esperar hasta enero, pues en el mes de diciembre no habrá capítulo. ¡Ahora que nos ha dejado con la intriga!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada