14 de noviembre de 2011

La princesa Mononoke

Anoche, mis compañeras de piso se empeñaron en ver Crepúsculo. Yo, como no la aguanto, y como además es la primera, que la habrán puesto ya unas doce millones de veces en la tele, me fui a mi cuarto y decidí ver una peli que hace tiempo que tengo pendiente y que sabía que me iba a gustar. Pero es que no me gustó, me encantó.
Era de esperar, después de todo. Yo soy una persona bastante impresionable y sensible, así que las cosas que me tienen que llegar, me llegan al alma.
Una de las cosas que más me han gustado es que se supone que está ambientada en un Japón antiguo e imaginario, con la consecuente mezcla de folclore e imaginación que eso conlleva. La verdad es que la mitología clásica occidental a la que estamos acostumbrados es ya un poco cansina, así que se agradece
ese soplo de novedad de vez en cuando.

Y sí, es una de esas películas que apuntaré a mi lista de "volver a ver" en un tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada